miércoles 21 de noviembre
Interesante

Un sencillo invento podría aliviar la crisis mundial del agua

En Asia y África, 750 millones de personas carecen de acceso adecuado al agua potable. Para obtener el agua necesaria para sus familias, mujeres y niños tienen a menudo que caminar un promedio de seis kilómetros con pesados cubos de 20 litros en equilibrio sobre sus cabezas. Este proceso no sólo es agotador y requiere mucho tiempo, sino que también es peligroso para la salud, causando problemas musculoesqueléticos a largo plazo.


15011720538_9a5de6a452_k1920x1440

El  Hippo Water Roller es una solución innovadora y asombrosamente simple: con un peso efectivo de sólo 10 kilos, el barril de agua sobre ruedas permite a las personas transportar 90 litros de agua a la vez, lo que equivale a casi cinco veces más que los cubos originales.

Esto hace que el proceso de recolección de agua se vuelva más rápido y fácil, evitando la agotadora tarea diaria, y volviéndolo una tarea factible de realizar un par de veces a la semana.

El barril está hecho de una sola pieza de plástico grueso que puede soportar terrenos desiguales, con una tapa que permite extraer el agua a través de un filtro en forma conveniente e higiénica.

WomanfillsaHippoRoller

También cuenta con un tapón para facilitar el riego por goteo en pequeñas granjas. Un marco de acero a medida convierte el barril en una rueda, equipada con un manubrio de larga duración.

Cada Hippo Roller está diseñado para durar unos siete años, y una vez que se agota, se puede reciclar como depósito de almacenamiento, maceta, comedero para animales, o pileta de lavar.

El artefacto fue diseñado originalmente en Sudáfrica en 1991 por los ingenieros Pettie Petzer y Johan Jonker, que se habían criado en granjas, y fueron testigos en persona del impacto de la crisis del agua en las comunidades rurales.

15011729888_f08c3622e8_k1920x1440

Ahora, su invención se utiliza en 20 países de todo el continente, así como en partes de América del Sur e India. Hasta el momento se distribuyeron 45.000 barriles para ayudar a más de 300.000 personas, que juntos han rodado más de 7 millones de litros de agua.

Las estadísticas son impresionantes, pero es el impacto humano que el realmente importa: el acceso al agua mejorada aumenta la salud, la higiene, la moral y los niveles de energía, mientras que también permite más tiempo libre para educación, y oportunidades de trabajo para aliviar la pobreza a largo plazo.

Todavía hay mucho más para hacer cuando se trata de resolver la crisis mundial del agua, pero el Hippo Roller sin duda ha proporcionado algunos avances importantes, a la vez que demuestra que las herramientas que realmente cambian la vida, no tienen que ser tecnológicamente complicadas. En este caso, la innovación realmente fue reinventar la rueda.

Vía

 

Dejar un comentario