Medios

La lucha contra las noticias falsas puede ser un buen negocio

“Estoy aquí para predicar sobre las noticias de calidad, y para hablar de cómo la lucha contra las noticias falsas no sólo puede ser buen periodismo, sino… un buen negocio.”


De este modo, el redactor en jefe y director del Daily Beast, John Avlon, abrió la Cumbre MediaPost’s Publishing Insider, con una apertura que aborda una candente cuestión que ha llegado a simbolizar la disfunción de Estados Unidos, y a poner en peligro su democracia.

Avlon comenzó reconociendo la disminución de la confianza en los medios de comunicación, apuntando a una serie de tendencias, incluyendo el auge de los medios partidistas, que fue un “intento de equilibrar el sesgo implícito por parte de los principales medios de comunicación con sesgo explícito”, así como la fragmentación del ambiente de los medios de comunicación.

Con el tiempo, los medios partidistas cada vez más “centrados en apelar a una estrecha pero intensa audiencia de nicho, y la única manera de mantenerlos… comprometidos, era mantenerlos adictos a una dieta a base de odio y ansiedad… y ahí es donde las noticias de odio empiezan a filtrarse”.

Pero no es sólo el partidismo y el odio. Avlon tuvo cuidado de señalar que las tendencias más amplias en el panorama de los medios digitales son también culpables, así como el aumento del “clickbait” y la compra de medios programáticos, que “permitió que estos virus proliferaran debido a que se alimentan de lo que la gente parece querer en el corto plazo: el sesgo de confirmación, el clickbait. Hay un afán de lucro, así como un extremo propagandístico “.

Para combatir esta amenaza, las organizaciones de noticias deben primero volver a conectar con su propósito original, argumentó Avlon. «Tenemos que identificar las sandeces, y tenemos que hacer interesantes las historias importantes… Una de las cosas que tenemos que hacer como periodistas es insistir en un debate basado en hechos.”

Sin embargo, esto es sólo un punto de partida, agregó, el negocio (es decir, los anunciantes), también deben tener una “responsabilidad muy real, en el cambio de la dinámica económica de nuestra industria en este momento, en una forma de capitalismo casi patriótico, impulsado por el interés iluminado…

“Hay un argumento importante para afirmar, y es que las empresas tienen que invertir directamente en los productores de noticias de calidad, que en realidad no solo es una forma de proteger sus marcas, sino que es también una manera de hacer el bien, haciendo el bien.”

Esto requerirá un mayor escrutinio y vigilancia en relación a los sistemas de compra de anuncios automatizados, de acuerdo con Avlon, ya que a menudo conllevan “un sentido de la difusión de la responsabilidad. Sólo se mira la línea de fondo, el costo por clic más barato, todo el mundo quiere eso. Pero la ironía es que están generando un riesgo real para su marca… pero también están sin querer alimentando a los trolls. Este enfoque de la publicidad es lo que ha hecho rentables las noticias falsas y las noticias de odio”, aseguró.

Se dice que aquí es donde tiene que comenzar a hacer efecto la responsabilidad corporativa. “En realidad es más seguro y más cívicamente responsable para las marcas poner en lista negra cualquiera de los sitios que son un problema real, o preferiblemente poner en la lista blanca a los sitios que están haciendo las cosas bien», argumenta. «Tomar un paso adicional para desarrollar relaciones de publicidad directa con sitios de noticias que están haciendo las cosas bien, porque tienen que ser sostenidos.”

Avlon concluyó con un llamado a la acción: “Esta es una oportunidad increíble, así como una responsabilidad para nuestra generación. Y en todo momento preguntemos, en todo momento demandemos, así es como fortalecemos nuestra espina dorsal cívica y asumimos la responsabilidad. Nosotros ponemos delante el contenido de calidad. Respetamos la inteligencia de los lectores. Construimos una marca diferenciada, porque sabemos que es lo que crea valor real.

«Y empezamos a comunicarlo a los anunciantes que tienen interés en apoyar el contenido de calidad , para nuestra sociedad y nuestra industria.”

Vía