viernes 21 de septiembre
Medios

Tips para “vender” bien un emprendimiento

Por Cristina Mahne (*)


Una excelente idea es el germen de un gran emprendimiento. Pero un proyecto brillante muere en el cajón de los deseos si no se lo concreta, y no brilla si se lo lleva a la práctica, pero no se lo comunica. Darlo a conocer no es una cuestión de ego, sino algo esencial para la marcha del negocio: todo emprendedor necesita financiación, socios, recursos humanos para armar su equipo, proveedores o clientes, y -a menudo- todo eso junto.

La llave para acercar esos públicos diversos al emprendimiento es contarles de manera clara, sencilla y eficaz de qué se trata, por qué es diferente a lo ya conocido en el mercado, qué requiere, y qué logros se estiman alcanzar. Y esta tarea que parece simple en realidad es compleja, porque muchas veces hay una sola oportunidad. El tiempo es escaso, la atención del interlocutor también, los estímulos que distraen son muchos, los intereses de la contraparte varían de acuerdo con múltiples factores, y la posibilidad de “vender” adecuadamente lo que con tanto trabajo construimos puede escurrirse como arena entre los dedos si nos equivocamos al comunicar los detalles de nuestro proyecto o de nuestro negocio ya en marcha.

El emprendedor está acostumbrado a ejercer múltiples roles, pero esa versatilidad no necesariamente incluye la habilidad para comunicar. Sin embargo, se trata de una necesidad imprescindible para concretar el proyecto y sostenerlo exitosamente. Quien tenga entre manos un negocio lo suficientemente redituable como para contratar una consultoría de comunicación, es decir, a un experto en quien tercerizar la voz pública, lo resolverá de ese modo. Pero ¿qué pasa con todos los demás? Tienen que hacerse cargo de su propia difusión.


Tips para comunicar

Los primeros pasos para difundir nuestro negocio son:

  • Pensar ejes comunicables.
  • Elegir públicos estratégicos.
  • Respaldar la información.

Una vez que hemos elegido la herramienta que vamos a utilizar (gacetilla, flyer, foto, video, vocero, storytelling, etc) hay que decidir dónde conviene comunicar. Puede ser en la página web, en redes sociales, en la intranet, en un newsletter, en medios (diarios, revistas, diarios, canales) o en un evento, entre otras opciones.

Pero también podemos generar valor (y difusión) desde el servicio, a través de:

  • Columnas de opinión
  • Consultoría
  • Informes sectoriales
  • Tutoriales
  • Podcasts

Los caminos son múltiples, y hay que conocer el mapa como para entender cuál es estratégico recorrer en cada momento de la evolución de nuestro emprendimiento.

Lo cierto es que en cada tramo del sendero la comunicación bien resuelta embellece la vidriera del local, incluso si no es física, y vuelve atractivo el negocio para todos los públicos que el emprendedor necesita conquistar.

Te recomendamos el curso Comunicación para Emprendedores en periodismo.net, para adquirir las herramientas necesarias para comprender qué, cuándo, cómo, dónde y a quién seducir con tu propuesta comercial, y contar, además, con un acompañamiento práctico para que armes una iniciativa de prensa a la medida de tu emprendimiento.

 

(*) Periodista del diario La Nación y docente del curso de Comunicación para Emprendedores de Periodismo.net.

 

Dejar un comentario