martes 25 de septiembre
Medios

Una sala de redacción sin periodistas

Una startup japonesa llamada JX Press Corp maneja su sala de redacción utilizando robots. Fundada por Katsuhiro Yoneshige, JX Press se hizo más conocida el año pasado por su cobertura sobre la muerte de Kim Jong-Nam. El asesinato de Kim Jong-Nam, el medio hermano del dictador norcoreano Kim Jong-Un, tuvo lugar en febrero de 2017 en un aeropuerto de Malasia. Al informar la noticia de su muerte más de media hora antes que cualquier otro medio más grande, JX Press llamó la atención del público.


Esta pequeña startup sin periodistas ha creado una herramienta que les permite informar noticias de última hora antes que otras salas de redacción. La herramienta que permite la cobertura inmediata utiliza inteligencia artificial para escanear las redes sociales en busca de noticias de última hora. Esto incluye aprendizaje automático, aprendizaje profundo y tecnología de procesamiento del lenguaje natural. Además de descubrir las últimas noticias, la herramienta también escribe reportes.

JX Press ofrece dos servicios: FASTALERT y la aplicación NewsDigest. FASTALERT es para medios, y envía boletines para situaciones críticas como accidentes o desastres naturales. JX Press envía esta información directamente a los principales canales de televisión de Japón y a la mayoría de las estaciones de noticias locales. JX Press también ofrece una aplicación llamada NewsDigest a sus lectores. Con más de 1 millón de descargas, la app de noticias es la aplicación de boletín más grande de Japón. Además de su popularidad entre los lectores, los periodistas también utilizan NewsDigest como fuente de información.

Existen varias innovaciones de noticias, incluida una aplicación de noticias que diversifica las fuentes a las que se expone un lector. Con sede en Estados Unidos, esta aplicación ofrece a los lectores artículos desde ángulos opuestos para ampliar sus puntos de vista y evitar prejuicios. Otra innovación mediática es un juego de noticias creado por investigadores de la Universidad de Cambridge en colaboración con una ONG holandesa. El juego tiene como objetivo educar a los usuarios para reconocer noticias falsas.

 

Dejar un comentario