Interesante

Fitness facial: Combatí la huella del cansancio con estos sencillos ejercicios faciales

Si los ojos son el espejo del alma, el rostro es un fiel reflejo del nivel de agotamiento que soporta tu cuerpo (y más aún en estos tiempos de hiperactividad). Por eso, te proponemos una rutina de fáciles ejercicios: para eliminar las tensiones, tonificar los músculos y dar frescura a tu expresión. ¡Guerra a los efectos de la gravedad!


 

Cincuenta y siete músculos
Según los expertos, tenemos un total de cincuenta y siete músculos faciales que, sin embargo, no ejercitamos nunca (simplemente los movemos). Como si de poner en forma el cuerpo se tratara, la gimnasia facial ayuda a estos músculos a fortalecerse, para obtener más volumen y mejor aspecto. Solo es necesario un poco de constancia para frenar el paso del tiempo y hasta para modificar rasgos indeseados. Y a vos, ¿qué es lo que te molesta de tu cara?

 

Técnica natural
Las arrugas son lo de menos. Lo que más se altera con el paso del tiempo es la forma misma del rostro: los labios se estrechan, los párpados descienden, las cejas  caen y la nariz aumenta su tamaño. ¿Cómo remediarlo? Muchas mujeres (y cada vez más hombres) optan por la cirugía u otras técnicas que a veces son agresivas y molestas. El fitness facial, sin embargo, permite mantener un aspecto saludable de forma totalmente natural. ¿Empezamos?

 

Calentamiento
Aunque existan ejercicios genéricos, hay profesionales que asesoran cada caso particular y elaboran una tabla con rutinas específicas para cada persona y sus necesidades. Pero lo que todos tienen en común es la fase de calentamiento, y es que los movimientos previos son fundamentales. Realiza un pequeño masaje sobre la musculatura de la cara, el cuello y los hombros, golpeando suavemente con las yemas de los dedos. Unos pequeños pellizcos también ayudarán a reactivar la circulación de la zona. ¡Y ya estarás lista para empezar!

 

Frente
Colocá las yemas de los dedos sobre las cejas y llevalas hacia abajo y hacia adentro. Sin soltarlas, intenta subir y bajarlas con esa presión. Repetí diez veces el ejercicio y, al principio, hacelo delante de un espejo para controlar mejor los movimientos.

 

Papada
Relajá los hombros e intenta dirigirlos hacia el suelo. Luego levanta un poco la barbilla y sujeta con los dedos los músculos de la mandíbula. A continuación desplazá hacia adelante el maxilar inferior tanto como puedas y durante ocho segundos. Después repite seis veces.

 

Boca
Presioná los índices sobre cada una de las comisuras de los labios e intenta sonreír sin abrir la boca. Repite cinco veces y luego cambia el gesto y, sin dejar de apretar con firmeza, move los labios como si quisieras silbar. Deberás notar que los músculos de la zona se están ejercitando.

 

Ojos
Coloca cada índice sobre la mitad de cada ceja y estira la piel hacia arriba. Al mismo tiempo, sitúa los dedos pulgares de cada mano sobre la mitad de cada ojera y estira la piel hacia abajo. Con los cuatro dedos en esa posición, parpadea de quince a veinte veces sintiendo el trabajo de los músculos en esta área.

 

Si bien desde el primer día se empiezan a poner en forma los músculos faciales, los primeros resultados los notarás con claridad después de dos meses, aproximadamente. El premio a la constancia será una piel más luminosa y saludable. ¡Empezá hoy mismo!