Noticias Locas

Lo multan por rascarse la cara mientras maneja

No hay duda de que la inteligencia artificial ha recorrido un largo camino en los últimos años, pero aparentemente todavía no está lo suficientemente avanzada como para distinguir entre alguien que usa un teléfono, y otro que se rasca la cara.


Los medios chinos informaron recientemente sobre el caso de un hombre en Jinan, provincia de Shandong, que recibió una notificación diciendo que había violado la ley por hablar por teléfono mientras conducía. La carta también contenía adjunta una foto de su supuesta falta, que mostraba que sostenía su mano derecha en su mejilla.

Sin embargo el hombre no recordaba haber usado su teléfono detrás del volante ese día, y la imagen tampoco mostraba un teléfono, sólo su mano en una posición incómoda cerca de su cara. Resulta que el automovilista estaba rascándose la cara cuando se tomó la fotografía. Aun así, se enteró que recibiría dos puntos de penalización en su licencia, y que tendría que pagar una multa de 50 yuanes (USD 7.25).

«A menudo veo personas online expuestas por conducir y tocar las piernas de otros, pero esta mañana, por tocarme la cara, ¡también me dijeron ‘que estaba rompiendo las reglas’!», escribió el conductor chino en Sina Weibo, y también publicó la foto como evidencia. Agregó que planeaba acudir a las autoridades y pedirles que revisen la situación, luego de que nadie pudo ayudarlo por teléfono.

Después de que su historia se volvió viral en las redes sociales y fue recogida por los principales medios chinos, la autoridad de tráfico de Jinan canceló la multa, y explicó que «el sistema de vigilancia del tráfico identifica automáticamente el movimiento del conductor, y luego toma una foto», razón por la cual, al rascarse la cara, activó el dispositivo de inteligencia artificial.

Mientras que algunas personas estuvieron de acuerdo en que la incómoda posición de su mano lo hacía parecer que sostenía un teléfono invisible, otros expresaron su preocupación por el sistema de vigilancia cada vez mayor de China.

«Esto es bastante embarazoso, ya que las personas monitoreadas no tienen privacidad», comentó una persona.

«La privacidad de los chinos: ¿no es un tema importante?», escribió alguien más.

La BBC informa que hay más de 170 millones de cámaras de vigilancia en China, y el Gobierno planea instalar 400 millones más en 2020. Muchas de ellas cuentan con software de reconocimiento facial con inteligencia artificial.