Noticias Locas

Se sometió a más de 300 procedimientos cosméticos porque su madre le dijo que era fea

Una ex conductora y modelo japonesa de 39 años recientemente apareció en la televisión nacional y reveló que gastó más de 30 millones de yenes (USD 280.000) en procedimientos cosméticos en los últimos 21 años, luego de haber quedado traumatizada porque su madre nunca había estado satisfecha con su apariencia.


Tsubaki Tomomi tuvo su primera cirugía plástica cuando cumplió 18 años, justo después de graduarse de la escuela secundaria. Cuando cumplió los veinte, ya se había arreglado los dientes, se había sometido a una cirugía para modelar los ojos, y había recibido implantes mamarios. La mujer ha estado en una búsqueda interminable para mejorar su apariencia física desde entonces, y no planea detenerse por el momento.

Aunque Tsubaki afirma haber abrazado la cirugía plástica como una forma de mantenerse joven, dice que su obsesión comenzó en su infancia. Su madre solía quejarse siempre de su apariencia, llamándola «antiestética» frente a otras personas, por lo que simplemente se le grabó en la mente que tenía que verse mejor. Tan pronto como tuvo la edad suficiente para someterse a una cirugía, lo hizo. Tsubaki afirma haber gastado más de 30 millones de yenes (USD 280.000) en procedimientos estéticos desde entonces.

Tsubaki Tomomi afirma que desde que estaba en la escuela primaria, hasta la secundaria, su madre se quejaba de su aspecto. Cada víspera de Año Nuevo, cuando los familiares y amigos venían y decían algo como «Tsubaki ha crecido tanto», su madre contestaba «es una niña fea». Aunque repetidamente le dijo a su madre que dejara de humillarla de esa manera, ella persistió. De modo que se dio cuenta de que no era lo suficientemente guapa a una edad muy temprana, y luego recurrió a la cirugía plástica.

Mientras que Tsubaki logró pagar sus primeros procedimientos cosméticos con sus ahorros, logró convertirse en una de las azafatas más populares de Hokkaido a sus veinte años, y ganó bastante dinero, mucho del cual invirtió en más cirugías plásticas. Desde la reconstrucción de la mandíbula, la boca y la nariz, hasta rellenos y estiramientos faciales, acumuló cientos de procedimientos en los últimos 21 años.

La mujer de 39 años dice que en la actualidad la cirugía plástica ya no se considera un tabú en Japón, pero cuando comenzó a pasar por el quirófano para la reconstrucción facial y los implantes mamarios, la gente desaprobó tales procedimientos. Pero ella quería tan fuertemente cambiar su apariencia, que no le importaba lo que nadie pensara o dijera al respecto.

Tsubaki Tomomi aún trabaja como modelo, y también es influencer. Es muy activa en Instagram, Twitter y Facebook, y también escribe un blog en la plataforma japonesa Ameba.