Interesante

3 cualidades que debe de tener todo emprendedor

Muchas cosas se hablan sobre el mundo del emprendimiento hoy en día: que si necesitas una gran suma de dinero para invertir, desarrollar una idea innovadora nunca antes vista, implementar estrategias costosas para ver resultados en lapsos cortos de tiempo, etc.


Sin embargo, no siempre se hace énfasis en las cualidades que todo emprendedor debe tener para poder lograr su cometido, y en este artículo te diremos 3 premisas que todo visionario debe tatuarse en la mente, el corazón y el espíritu.

Debe ser persistente

Si es que ya te has lanzado a la aventura, y has intentado poner en acción esa idea que durante años te quitó el sueño, sabrás que el comienzo siempre es lo más complicado, dado que te enfrentas a todo un mar de incertidumbre y terrenos fangosos que jamás habías explorado.

Sin embargo, la clave del éxito de aquellos que actualmente gozan de los frutos que con mucho esfuerzo cosecharon, fue la persistencia, puesto que a pesar de las adversidades, se mantuvieron en pie y con la mente abierta para brincar cada uno de los obstáculos que se les ponían enfrente.

Por ello, nunca olvides que el escudo que habrá de protegerte contra las flechas de la frustración es la perseverancia.

Debe sentir amor por lo que hace

Para echar a andar un proyecto se requieren semanas, meses e incluso años enteros de esfuerzo y trabajo, con una recompensa aparentemente escaza o nula. Entonces, antes de poner manos a la obra para materializar tu idea debes preguntarte ¿Estás dispuesto a invertir todo ese tiempo sin saber a ciencia cierta si dará resultado? Si la respuesta es no, entonces lo mejor será no asumir el riesgo, pero si la respuesta es sí, entonces debes tener piel de cocodrilo y corazón de león.

La realidad es que cuando disfrutas de algo por el simple hecho de hacerlo, sin buscar una recompensa económica, paradójicamente es más sencillo monetizar esa idea, por tanto, asegúrate de disfrutar aquello que estás por emprender.

Debe ser flexible

Muchas veces, como emprendedor te tatúas una idea en la cabeza que deseas plasmar tal cual, y por más que le das una y mil vueltas al asunto, sencillamente no logras dar con el resultado que esperabas en un principio.

Antes de continuar experimentando debes parar un poco y preguntarte: a pesar de que los resultados obtenidos no son los esperados ¿Son funcionales?, y siendo enteramente objetivo y sincero contigo mismo ¿La idea inicial realmente es funcional?

Posiblemente llegues a la conclusión de que el plan inicial sigue siendo el mejor, y eso está bien; pero si al meditarlo después de un tiempo, reflexionas sobre el hecho de que el resultado obtenido es bueno también, entonces ideal es que seas flexible y continúes con lo que te está funcionando.

Por supuesto que además de estas tres, existen muchas cualidades más que definen lo que un buen emprendedor debe ser, sin embargo estos pilares son fundamentales para poder llevar un proyecto hacia escalas inimaginables. Por ello, si estás por empezar algo importante, no dejes de tomarlos en cuenta.