27.6 C
Buenos Aires
miércoles 2 de diciembre de 2020
Cursos de periodismo

¿Por qué The Verge no comparte los datos de audiencia con sus periodistas?

Cuando el periodista Russell Brandom llegó por primera vez a The Verge, se sentía «extraño». Trató de producir piezas que el lector estándar de Verge podría no esperar (como esta historia de un comprador de Amazon que alimentaba un bot de USD 50 al mes para comprar artículos al azar del sitio), y, curioso por la cantidad de personas que leían sus notas, le pidió a la editora Nilay Patel el acceso a la cuenta de Google Analytics del portal.

«Básicamente dijo: ‘Sí, no vamos a hacer eso», dijo Brandom, quien se sorprendió porque estaba acostumbrado a revisar vistas de páginas en su trabajo anterior como pasante de BuzzFeed.

Los editores de The Verge aseguraron que no comparten métricas detalladas del sitio con los escritores, porque quieren que cubran lo que es importante, no solo lo que está de moda. Patel dijo que solo el equipo de liderazgo editorial puede ver el panel de Google Analytics, que proporciona datos de vistas de páginas hasta estadísticas históricas. La publicación tampoco distribuye ampliamente el acceso a Chartbeat, que proporciona datos en tiempo real sobre quién hace clic en qué historias.

Esta política parece ser inusual para una organización de noticias, a juzgar por una encuesta en otros medios contactados por American Journalism Review. Ninguno de los otros tenía una política explícita que prohibiera a los editores compartir análisis con periodistas.

Si bien muchas organizaciones de noticias comparten libremente las métricas del sitio con los miembros de su personal, la creciente disponibilidad de visitas a la página y datos de engagement plantea preguntas espinosas sobre el juicio que utilizan a diario los editores y reporteros para seleccionar las noticias.

Algunos sitios, como Gawker, han experimentado haciendo que las páginas vistas sean una parte central de los trabajos de los periodistas, al basar algunos aspectos de los pagos en la cantidad de tráfico que reciben sus historias, mientras que otros, como The Verge, prefieren que sus reporteros eviten la tentación de complacer lo que es popular. Otros toman un camino intermedio, permitiendo un acceso limitado a las métricas.

El editor de audiencia digital de The Guardian, Chris Moran, se encuentra entre los que han planteado preguntas sobre publicaciones que mantienen ocultos los números de tráfico de la historia a los periodistas.

«¿Por qué demonios sentimos que no podemos confiar en nosotros mismos con la verdad sobre el comportamiento de nuestros lectores, o que debemos hacer suposiciones (generalmente muy equivocadas) al respecto?» afirmó Moran. «¿Estamos sinceramente tan asustados con los números que creemos que nos llevará a abandonar nuestros principios periodísticos?»

Patel dijo que parte de la razón de la política es que ellos anticipan que el tráfico de The Verge disminuirá, y cuando eso suceda, no quieren que cambie el enfoque del sitio.

«Nuestra principal fortaleza es que hacemos las noticias que muchos cubren, pero los usuarios vienen a nosotros porque somos más inteligentes, más autorizados y mejores, y no creo que podamos medir eso en términos de páginas vistas», dijo.

Vía

Contenido Premium

Lo último