sábado 4 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Un juez le ordena que deje de vender galletas hechas con aserrín

Un panadero alemán que ha estado vendiendo galletas de aserrín durante aproximadamente dos décadas, recibió recientemente la orden de detenerse, ya que la madera finamente molida se consideró no apta para el consumo humano.

Un tribunal administrativo de la ciudad de Karlsruhe, en el suroeste de Alemania, confirmó la decisión de prohibir la venta de galletas hechas con aserrín, a pesar de la afirmación del productor de que eran un producto vegetal tradicional.

El panadero había estado operando una tienda de pedidos por correo, vendiendo sus galletas de aserrín por toda Alemania. El hombre había enumerado abiertamente el aserrín como ingrediente en el empaque de sus galletas. En 2017 un examen de rutina de una muestra de galletas condujo a una prohibición de su venta, pero la decisión luego fue impugnada en tribunales.

“No se debe permitir que estas galletas entren en la cadena alimentaria porque no son seguras y, objetivamente, no se consideran aptas para el consumo humano”, decía la decisión del Tribunal Administrativo Superior del Estado de Baden-Württemberg. En él, los jueces agregaron que a pesar de la afirmación del panadero de que el aserrín era un ingrediente tradicional, en realidad “ni siquiera se usa en el sector industrial de alimentos para animales”.

El tribunal argumentó que el aserrín se usaba como relleno y portador para aplicaciones técnicas, y que no estaba en la lista de ingredientes comestibles aprobados por la Unión Europea. Los jueces agregaron que no había evidencia de ningún uso significativo de aserrín para el consumo humano, ni antecedentes de este como ingrediente seguro, pero el fabricante no estuvo de acuerdo.

El panadero afirmó que el aserrín «microbiológico» que usaba en sus galletas era un «producto a base de hierbas» similar al salvado y, por lo tanto, adecuado como sustituto de la harina. En cuanto al uso histórico del aserrín y otros subproductos de la madera en los alimentos, existe una gran cantidad, que se remonta a la década de 1700 hasta la actualidad.

En 2016 encontraron aserrín en ingredientes como pulpa de madera, harina de madera y celulosa en alimentos, y pruebas de laboratorio encargadas por Bloomberg Business encontraron pulpa de madera y celulosa en varias marcas de queso vendidas en los EE. UU.

La decisión del tribunal alemán de prohibir la venta de galletas que contienen aserrín aún no es legalmente vinculante, ya que el panadero todavía tiene la opción de presentar una apelación.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último