Medios

La revista Ajoblanco libera los ejemplares de su primera época

La mítica revista española Ajoblanco liberó los ejemplares de su primera etapa (desde octubre de 1974 hasta mayo de 1980), con el objetivo de refrescar la memoria de quienes vivieron esos años, mientras pasan el confinamiento por el Coronavirus.

Ajoblanco fue un emblema de la contracultura española durante el final de los 70. La revista se publicó entre 1974 y 1980 en su primera etapa, y entre 1987 y 1999 en la segunda.​ Actualmente vive su tercera etapa, tras regresar a la actividad en 2017 de la mano de quien fue su impulsor desde el comienzo, Pepe Ribas.

En la página web de la revista ya se puede acceder en forma gratuita a los 56 ejemplares totalmente digitalizados, a los que se sumarán en breve las 20 publicaciones extras de la década de los 70.

El editor Pepe Ribas afirmó que con esta iniciativa también persigue “invitar a los jóvenes a comprender qué fue la contracultura mediterránea, el underground, las culturas alternativas y los movimientos marginales de los años 70”.

Ribas destaca que Ajoblanco puso, en aquellos años, “especial interés en la sexualidad libre, la ecología, la antipsiquiatría, el feminismo, los movimientos de liberación homosexual, las comunas, la ocupación, el antimilitarismo, los nuevos formatos cinematográficos, las radios libres, el viaje, las drogas, la nueva poesía y las nuevas formas de vida y de activismo”.

La revista anunció, además, que en los próximos meses liberará también los ejemplares de la segunda etapa de la revista, que abarca desde 1987 hasta el año 2000.