viernes 14 de diciembre
Interesante

Medios argentinos caen en la falsa noticia del preservativo que cambia de color

A partir de la expansión de Internet y del uso masivo de las redes sociales, las noticias puede llegar a todas partes del mundo con tan solo un click y rápidamente viralizarse entre todos los usuarios. Sin embargo, muchas veces la información que circula es falsa y cuando eso se comprueba ya es demasiado tarde para volver atrás. El contenido puede engañar hasta a los más precavidos, incluso a los grandes medios de comunicación. Eso fue lo que pasó con la nota: “Crean un preservativo que cambia de color ante una enfermedad sexual”.


En el caso de Argentina, 130 medios replicaron la información como cierta, entre ellos se encuentra Clarín, La Voz del Interior, TN, Diario Uno de Entre Ríos, ARG Noticias, y la lista sigue. En muchos casos, la noticia trucha encabeza los listados de las más vistas. Y ninguno de los medios aclaró que se trata de un error o bajó la historia.

La historia sostenía que un grupo de estudiantes del Reino Unido había creado un condón que cambiaba de color al detectar enfermedades como clamidias o sífilis y sostenía que la tonalidad que adopte dependería del tipo de bacteria en contacto. El proyecto fue bautizado como “S.T. EYE”.

Sin título

Si bien la invención suena genial y la narración podría ser veraz, químicamente esto no es factible. Supuestamente, el preservativo altera su color al estar en contacto con las bacterias que causan las enfermedades de transmisión sexual.No obstante, esto no es correcto, debido a que argumenta que funciona en base al trabajo de los anticuerpos, pero en la realidad la fusión de estos con las bacterias es invisible y microscópica.

Por otra parte, no todas las moléculas pueden cambiar de color tan fácilmente ni reaccionan de la misma forma, por lo que esta mágica idea tampoco resulta viable desde ese aspecto. Asimismo, si bien existen varios métodos para detectar este tipo de patologías, requieren de un trabajo químico de mayor envergadura que un simple contacto y una transformación de tonalidad, y debe ser realizado por un especialista en el tema.

La historia tenía todos los condimentos para que rápidamente se viralizara: chicos jóvenes, sexo y un avance científico que podría marcar un precedente. Desafortunadamente para todos los usuarios que creyeron ilusionados en su contenido, era otra mentira más de las que circulan por la web.

Vía

 

Dejar un comentario