miércoles 21 de noviembre
Medios

El contenido social personalizado es clave para una estrategia de redes sociales efectiva

El mundo de hoy nunca ha estado más conectado. Y el advenimiento de las redes sociales ha servido de catalizador para esto, conectando a las personas a través de múltiples plataformas, y a través de una gran variedad de intereses. Mientras que los consumidores (amigos, familiares, fans o seres queridos) han utilizado las redes sociales para compartir contenido entre sí, la industria de la televisión tiene una oportunidad única de llegar a sus propias audiencias orgánicas a través de plataformas como Twitter, Facebook e Instagram también. De hecho, es habitual (y ocasionalmente lucrativo) que el talento y las cuentas asociadas con la programación de televisión desplieguen su propio contenido, ya sea posts, imágenes o videos, para conectarse con el público televisivo como una pieza vital para alcanzar su estrategia general de mercadeo.


Pero con las redes sociales como un contenido aparentemente libre para todos, ¿cómo se destacan las redes y sus influencers entre las masas?

La medición y comprensión de su contenido propio proporciona información útil para ayudar a conectarlos mejor a su audiencia televisiva.

 

¿Cómo es este ecosistema?

Para comprender mejor cómo se crean y consumen las publicaciones en las redes sociales generados por las cuentas afiliadas a la televisión, el equipo de Social Content Ratings de Nielsen analizó más de 142.000 piezas de contenido durante un período de tres semanas justo antes del arranque de la temporada de televisión de otoño. Estas piezas de contenido relacionadas con la televisión generaron más de 154 millones de engagements, me gusta, comentarios, re-publicaciones, etc., a través de Twitter, Facebook e Instagram.

Los creadores de contenido también tienen diferentes enfoques para la generación de contenido y el compromiso social en diferentes plataformas. Las cuentas de marca publican cantidades sustanciales de contenido en todas las plataformas para llegar a la audiencia más amplia y diversa. Pero a pesar de la plataforma en la que se genera una parte del contenido, la forma del contenido también tiene peso. Si bien las publicaciones de solo texto son el tipo de medio más común creado por cuentas de marca en Facebook, Instagram y Twitter, que representan el 35% de todo el contenido de propiedad, solo representan el 8% de todo el engagement propio. Por otro lado, el video y las imágenes estáticas representan aproximadamente el 56% del contenido, pero se realizan a un nivel más alto, representando el 83% de todo el engagement.

Sin embargo, el compromiso del consumidor con los mismos tipos de contenido no es uniforme en las diferentes plataformas sociales. Aunque los videos y las imágenes acumulan la mayor parte de los engagements sociales, no todos los videos o publicaciones de imágenes son automáticamente los más atractivos. En un nivel de publicación individual, la publicación de imagen promedio recibe casi 2.000 engagements en todas las plataformas, pero las publicaciones de video obtienen un poco menos, apenas por debajo de 1.300.

Esto refleja por qué los creadores de contenido deben poder organizar publicaciones que aprovechen los distintos beneficios de cada plataforma. Las publicaciones de videos en Facebook y Twitter son más del 10% y 20% más atractivas que las imágenes, respectivamente, pero se invierten en Instagram; las publicaciones de imagen en Instagram superan a las publicaciones de videos en más del 30% en términos de engagements.

El mundo de las redes sociales es expansivo, diverso y matizado. Las redes y el talento pueden aprovechar su poder al comprender la dinámica del contenido propio para elaborar mejor sus estrategias de contenido. Ya sea que el objetivo sea crear tanto contenido como sea posible, o generar la mayor cantidad de “me gusta” y comentarios, cada plataforma social y tipo de medio tiene su propio valor único para contribuir a esto. El viejo adagio de “el contenido es el rey” es válido en el ámbito social: cuando se entrelaza con el universo de la televisión, las vías para la promoción de programas y la conexión con el público son infinitas.

Vía

 

Dejar un comentario