Noticias Locas

Pingüinos vagabundos okupan tienda de sushi

Dos pequeños pingüinos azules no podían mantenerse alejados de una tienda de sushi de Nueva Zelanda, volviendo a anidar allí, incluso después de que la policía los capturara y acompañara de regreso al océano.


Jack Mace, encargado del Departamento de Conservación, dijo que las aves seguramente pensaron que habían encontrado una madriguera cómoda debajo de la tienda, y que no se habrían dado cuenta de lo que se vendía por encima de ellos.

«Estaban a poca distancia de la comunidad de pingüinos del puerto, y pensaron que habían encontrado un lugar agradable», dijo Mace.

La policía recibió la primera llamada sobre un pingüino suelto en la ciudad el sábado por la noche, después de que alguien reportara haber visto a un pájaro gruñón debajo de un automóvil estacionado. La policía dijo que lograron liberarlo de nuevo en el océano. Luego, comenzaron a recibir más llamadas, y encontraron a dos pingüinos acurrucados debajo de la tienda de Sushi Bi, cerca de la concurrida estación de trenes de la capital.

«Los pingüinos errantes fueron retirados de su refugio de sushi el día de hoy por el agente John Zhu», escribió la policía en su página de Facebook. Pero resultó que no sería la última noticia. En cuestión de horas, los pingüinos estaban de vuelta debajo de la tienda.

El copropietario Long Lin dijo que estaba ordenando la sala de almacenamiento cuando escuchó un ruido cerca del tanque de agua. Salió y miró por debajo de la tienda y pensó que estaba mirando a una paloma.

«Y luego dije: ‘Oh, Dios mío, es un pingüino'», dijo. «Entré en pánico. No sabía qué hacer».

Llamó a las autoridades, pero mientras tanto los pingüinos salieron disparados. Así que los agarró uno por uno y los puso dentro de la tienda. Dijo que el segundo pingüino lo picó varias veces, dejando ronchas rojas en el pecho. Dentro de la tienda, los pájaros se pavoneaban aparentemente sin preocuparse, para asombro de la trabajadora Shawnee Kim.

«Eran realmente lindos», dijo ella.

Kim dijo que intentó ofrecerles salmón fresco, pero no parecían interesados.

Mace dijo que los guardabosques lograron extraer las aves del congelador de la tienda, y las pusieron en una caja especial para anidar en el puerto, que está a unos 200 metros de la tienda. Dijo que los pingüinos no se han visto desde entonces, y que seguramente están en el mar.

El hombre contó que la población de pequeños pingüinos azules se ha recuperado en Wellington gracias a los esfuerzos de las personas que han eliminado a los depredadores de tres islas en el puerto, y han ayudado con otros esfuerzos de conservación, como la construcción de cajas nido artificiales.

Los pequeños pingüinos azules generalmente comienzan a buscar lugares para anidar en julio y comienzan a poner huevos en agosto.