Noticias Locas

Lo busca la policía por divorciarse de su esposa sin que ella lo sepa

Un hombre de Texas es buscado por un cargo de falsificación agravada, después de que la policía descubriera que estaba tratando de divorciarse de su esposa sin que ella lo supiera.


Paul Nixon, de 51 años, del condado de Harris, en Texas, EE.UU., falsificó la firma de su esposa y la de un notario público para que pareciera que su cónyuge había consentido en el divorcio. Según los registros judiciales, Nixon solicitó el divorcio el 15 de febrero (irónicamente, el día después de San Valentín), y un juez firmó una orden que hizo oficial el divorcio en abril. Un agente del condado de Harris dijo a los periodistas que su ex esposa solo se enteró de que Nixon se había divorciado de ella en mayo, cuando ella lo confrontó por su inusual gasto de dinero.

«Estaba muy sorprendida», dijo el agente Mark Herman. «Ella comenzó a encontrar pistas que mostraban que él estaba gastando dinero en joyas, así que lo confrontó y él le dijo que en realidad estaban divorciados».

Pixabay

El 14 de mayo, la sorprendida mujer llamó a la policía para informar que su esposo había presentado y obtenido el divorcio sin que ella lo supiera. Después de investigar las acusaciones, los funcionarios descubrieron que Paul Nixon había fraguado los documentos oficiales para comenzar y finalizar el proceso de divorcio sin el conocimiento de su ex cónyuge.

«Raramente vemos algo como esto», dijo Herman. “En este caso particular, el caballero decidió pasar por un divorcio, pero el único problema es que dejó a su esposa fuera del proceso. Y eso es una violación de la ley aquí en Texas».

El mismo día que fueron alertados por la ex esposa de Nixon, los abogados presentaron una moción para anular la orden firmada por el juez en abril y retractando los documentos falsificados, restableciendo así el matrimonio de la pareja. Oficialmente, la pareja todavía está legalmente casada, aunque Nixon, de 51 años, no ha estado en contacto con su esposa en meses.

Paul Nixon es buscado por cargos de perjurio agravado, y enfrenta 10 años de prisión si es declarado culpable. Se emitió una orden sin fianza a su nombre, pero aún no se le ha detenido.