jueves 19 de julio
Medios

El uso de software antipublicidad creció un 30% en 2016

Según un reciente informe publicado por la consultora PageFair, en el año 2016 un 11% de los usuarios de internet a nivel mundial utilizaba algún software de bloqueo (ad blocker) para impedir la aparición de avisos publicitarios en sus páginas webs favoritas.


A finales de 2016 había en todo el mundo 615 millones de dispositivos con bloqueo de avisos y el 62% de ellos (308 millones) pertenecían a dispositivos móviles. En computadoras de escritorio (desktops) el uso de bloqueadores de anuncios creció un 17% desde el año pasado, con 236 millones de ad blockers.

El área geográfica más grande de uso de software antipublicidad para móviles se registró en la región de Asia y Pacífico, donde se llevó a cabo el 94% de bloqueo de publicidades para móviles.

La adopción de aplicaciones de bloqueo de anuncios para móviles en América del Norte o Europa aún no ha sido la masiva, pero PageFair predice que el bloqueo de anuncios para móviles se aceleraría en esas regiones, si los fabricantes de dispositivos o distribuidores comenzaran a configurar previamente el software de bloqueo en forma standard.

 

Según el informe, Argentina se encuentra entre los 20 países con mayor penetración de adblocks en el mundo. En total, el uso de adblock se extiende hasta en un 14% en los dispositivos desktop. No obstante, la presencia de bloqueadores en dispositivos móviles en esta zona es más bien escasa.

El informe también ubica a nuestro país entre los primeros 20 que más dinero gasta en publicidad digital per cápita.

Quiénes y por qué instalan un bloqueador de avisos

Además, hay una cuestión de género. Estadísticamente, los hombres son 34% más propensos a usar adblock que las mujeres, tanto en escritorio como en móvil.

En el mismo sentido, los usuarios de zonas urbanas y suburbanas tienen una mayor inclinación (17%) que los rurales a usar herramientas de bloqueo de publicidad.

La principal razón citada para la descarga de software antipublicidad entre los consumidores encuestados en EE.UU. fue la seguridad. El 30% de los encuestados aseguró que la preocupación por los virus y el software malicioso fue lo que los llevó a descargar un bloqueador de anuncios.

La siguiente razón más citada para obtener el software bloqueador de anuncios fueron las “interrupciones” (29%), según el informe.

El Dr. Johnny Ryan, de PageFair, aseguró en informes anteriores de la empresa que la privacidad siempre ha sido la motivación principal para la descarga de un bloqueador de anuncios.

“En 2014 estábamos tratando con los usuarios de los primeros bloqueos de anuncios. Estas personas realmente se preocupan y entienden los problemas reales de la privacidad y la fuga de datos en los avisos publicitarios. Creo que lo que pasó es que la falta de un enfoque de la industria o el interés por la privacidad dejó al genio de bloqueadores de anuncios fuera de la botella”, comentó Ryan.

“Pero ahora [el uso de bloqueador de anuncios] ha crecido a un grupo demográfico más amplio para el que [un bloqueador de anuncios] está más cerca, sólo un mando a distancia. El genio ha salido de la botella y si la industria hubiera tomado la privacidad y la protección de datos más en serio, esto no habría sucedido”.

Los informes anteriores de PageFair, y los de diferentes organizaciones encontraron que había una tasa de uso significativamente mayor de software antipublicidad entre los hombres. Si bien es cierto que los hombres utilizan más los bloqueadores de anuncios que las mujeres, el informe mostró que el sector demográfico del bloqueo de anuncios se ha ampliado más allá de los jóvenes expertos en tecnología.

El informe de PageFair estima que el uso del software antipublicidad se transmite primordialmente por el boca a boca (37%). El 28% de los usuarios comenzó a utilizar el software por leer al respecto en la web, y solo el 10% lo utiliza tras haberlo buscando a consciencia.

El fracaso de los “muros de bloqueos de anuncios”

El estudio también examinó cómo los medios están intentando sortear el creciente uso de software de bloqueo de anuncios.

PageFair observó que el 90% de los usuarios de bloqueadores de anuncios encuestados habían encontrado un “muro de bloqueo de anuncios” que les impedía la visualización de contenidos, a menos que desactivaran su bloqueador de anuncios.

Sin embargo, casi tres cuartas partes (74%) de los usuarios dijeron que simplemente abandonaban los sitios web en lugar de realizar los pasos necesarios para habilitarlos.

“Es muy sencillo: No son todos los medios los que tienen contenidos tan exclusivos que se sienten seguros al establecer una barrera paga. Por la misma razón, tampoco puede haber demasiados medios que tengan la confianza en para establecer un muero de bloqueo de avisos. Algunos medios dicen, tal vez con razón, que la conversión es del 40% al 50%… pero hay medios que se están alejando del 50%, 60%, 70% de su tráfico cuando piden a la gente apagar su bloqueador de anuncios”, aseguró Ryan.

La alternativa, dice Ryan, es que los editores escuchen a su audiencia sobre lo que hace que bloqueen los anuncios, solucionen los problemas, y proporcionen soluciones.

Es algo que Facebook hizo el año pasado cuando modificó la tecnología para detener el software de bloqueo de anuncios en su sitio para su versión de escritorio. Las redes sociales estudiadas actualizaron sus herramientas de preferencias de anuncios tener un mayor control sobre los tipos de avisos que se muestran, y luego comenzaron a eludir los bloqueadores de anuncios, ya que creían que así creaban una mejor experiencia de anuncios. En su conferencia de resultados del tercer trimestre de Facebook, la compañía dijo que los ingresos de publicidad de desktop crecieron un 18% desde el año pasado, desde que comenzaron el bloqueo de los bloqueadores de anuncios.

PageFair tiene mucho en juego aquí: hace su dinero ayudando a los medios a utilizar la tecnología para recuperar el dinero perdido por los bloqueadores de anuncios, y encontrar diferentes maneras de generar ingresos de los usuarios. A menudo esto es mediante el uso del método de Facebook de la publicación de anuncios, o una experiencia de publicidades más liviana (el 77% de los usuarios encuestados declaró que encontraban algunos formatos de anuncios aceptables), para los usuarios de software antipublicidad. Pero Ryan dejó claro que si un medio le pide a PageFair que lo ayude a configurar un muro de bloqueo de anuncios, PageFair también estaría obligado.

El informe termina con un dato curioso: “Los usuarios de Adblock son más educados”. Según PageFair el 45% de los usuarios de bloqueadores de anuncios encuestados había alcanzado un título de licenciatura o superior, en comparación con el 30% en todo el censo de EEUU.

PageFair encuestó a 4.626 usuarios a través de una investigación de opinión Google. La compañía también utilizó datos de StatCounter, Internet Live Stats, eMarketer, y la oficina de censo de Estados Unidos.

El informe completo puede leerse aquí .

Vía

 

Dejar un comentario