Interesante

«Entre padres e hijos», de cerveza Quilmes: ¿una campaña hipócrita?

Cerveza Quilmes lanzo, en el marco de su iniciativa «Vivamos responsablemente» una campaña llamada «Entre padres e hijos», con el objetivo de facilitar «la charla con tus hijos sobre el alcohol» y adonde famosos como Andrea Frigerio, Martín Palermo y Facundo Arana también ofrecen sus testomonios.


¿Es elogiable o criticable que una empresa que promueve el alcohol entre los jóvenes como un estilo de vida («El sabor del encuentro») a la par haga campañas para alertar sobre sus peligros?

Julián Gallo lo define como una «campàña cínica». Así lo explica en su Facebook:

La campaña de «entre padres e hijos» auspiciada por la iniciativa «Vivamos responsablemente» de Quilmes, es cínica, o un caso de autoengaño, es decir, los autores están tan confundidos que ni siquiera se dan cuenta de que mienten.

Con buena voluntad parroquial, distintos famosos exponen consejos para orientar a los hijos a no beber alcohol o hacerlo con moderación. En algunos casos no se entiende si esa charla va orientada a menores o a mayores.

La ecuación parece sostener que el abuso de alcohol es la consecuencia de cierta incomunicación familiar, un estado negligente de los padres que culmina con hijos que se emborrachan. Una interesante manera por parte de los fabricantes de alcohol de exculparse de su propia responsabilidad.

Pero no son los padres los culpables, no son las familias incomunicadas la principal causa de los excesos alcohólicos a los que son sometidos de manera epidémica los jóvenes (menores y mayores). La responsabilidad es entera de la industria del alcohol y de sus mecanismos de marketing y de comunicación que se filtran por la cultura y los hábitos hasta intoxicar a chicos de 14 que ya no pueden concebir la diversión sin estar embriagados.

NO SE PUEDE fabricar armas y realizar campañas de paz. Y por pudor, por sentido común, por responsabilidad con los demás, no se puede hacer este aviso (miralo)

Y al mismo tiempo lanzar una campaña de «Vivamos responsablemente»

No se puede, es enloquecedor, es nefasto, es cínico.