sábado 22 de septiembre
Interesante

Los efectos del gluten: agotamiento y problemas gastrointestinales

Mucha gente tiene problemas para digerir bien el gluten y la mayoría no lo sabe. Tampoco los médicos lo diagnostican correctamente lo que genera una exposición innecesaria a pastillas contra la alergia, medicina contra la artritis y antiácidos. Cuanto más tratan los síntomas, más sufren los efectos de la medicación. Y todo lo que tendrían que haber hecho en ese tiempo es abandonar el gluten.


Según cuenta Lorie Johnson, una periodista especializada en salud, ella hizo la experiencia de dejar de comer gluten. No por motivos gastrointestinales, sino porque se dio cuenta lo innecesario que era comer tanto almidón en el trigo. “Como resultado de dejar el gluten bajé de peso y empecé a dormir mejor y tener más energía durante el día”, cuenta la periodista.

Johnson entrevistó a un doctor especialista en el tema quien afirmó que “los médicos por lo general no saben nada de nutrición”. El Dr. Patrick Fratellone es cardiólogo y trabaja desde una perspectiva integral, prestando especial atención a los alimentos. Cree que muchos de sus colegas medican o incluso realizan cirugías innecesariamente por no darle relevancia al tema.

Fratellone cree que la raíz de la mayoría de las enfermedades se encuentra en el intestino delgado. Por eso aconseja a sus pacientes evitar el gluten, lo que significa que no hay que ingerir trigo de ningún tipo, ni siquiera el trigo integral, ni el centeno, la cebada o la avena.

“El gluten es malo porque es una proteína que es irritante para el intestino”, dijo Fratellone. “Así que si irrita el intestino hay tres cosas que pueden suceder: no se puede absorber el alimento y su nutrición adecuada, no se va a absorber las vitaminas, no puede producir vitamina D. La vitamina D3 se realiza en el intestino delgado y el 90 por ciento de la serotonina (hormona de la felicidad) se hace también allí. Así que si el gluten está causando irritación todo el tiempo se puede ver la cascada de efectos que tiene en todo el cuerpo”.

“Los síntomas de la intolerancia al gluten puede variar de gastrointestinales, puede ser hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento, a otros síntomas como temblores increíbles, dermatitis, picazón, podría ser trastornos de los nervios. Por lo tanto, varía de paciente a paciente,” dijo Fratellone.

Aquellos que experimentan la reacción más extrema, la enfermedad celíaca, al gluten, en realidad sufren de una alergia, no solo intolerancia. “La diferencia es que una persona que tiene celiaquía y consume gluten puede enfermarse gravemente, lo que significa mucho más que los síntomas antes mencionados. Podrían tener diarrea con sangre, podrían tener un ataque, podrían perder la vista. Así que ser celíaco e ingerir gluten es muy peligroso”. Se estima que el 1 por ciento de la población padece la enfermedad y alrededor del 15 por ciento algún tipo de intolerancia.

Según el médico para alguna gente podría ser suficiente dejar de comer gluten para sentirse mejor del sistema digestivo y más descansados, y para otra será necesario reconstruir el tejido del intestino con algunas hierbas como menta y manzanilla.

También son muchos los especialistas que opinan que no es conveniente abandonar la ingesta de gluten a no ser que sea recomendado por un médico nutricionista.

 

Dejar un comentario