miércoles 23 de enero
the junket

Entrevista a Jodie Whittaker por Doctor Who

SAN DIEGO. La única frase hasta ahora que se le escuchó al nuevo Doctor fue “Oh, brillante” al mirarse en el monitor de la TARDIS, su vehículo para viajar por el tiempo y el espacio en forma de cabina de policía inglesa, antes de prenderse fuego y caer al vacío. El último capítulo de Doctor Who terminó de esa manera. Peter Capaldi, el 12vo Doctor regenerando en Jodie Whittaker, la 13ra versión del alien con dos corazones que viaja por el universo enfrentándose a monstruos y criaturas oscuras.


La onceava temporada del programa inglés de 55 años Doctor Who estrena el 7 de octubre en la plataforma digital Crackle, subiéndose un episodio por semana hasta completar los diez de esta nueva temporada que tiene la característica de haber cambiado de showrunner, de Doctor y por sobre todo, que por primera vez en la historia la protagonista sea una mujer. Según la mitología de la serie, el Doctor regenera en cuerpo cada tanto, perdiendo la memoria temporalmente y cambiando su aspecto físico, característica que se inventó para justificar los cambios de los actores a lo largo de cinco décadas.

“La idea de una mujer estuvo dando vueltas por mi cabeza hace varios años. Doctor Who es alguien que lidera y tener a una actriz como protagonista por primera vez en una serie tan longeva habla de que siempre queremos estar delante de las cosas”, cuenta Chris Chibnall, productor de Broadchurch que hace su debut en Doctor Who.

¿La decisión tuvo algo que ver con el movimiento feminista de lo últimos años?

No, la precede porque yo asumí como showrunner hace como tres años. Pero siempre hablamos sobre una mujer como Doctor Who.

¿Se la puede llamar Señora del Tiempo entonces?

No sé, creo que no. Aún siendo mujer es Señor del Tiempo porque es un título. No tiene género.

 

En las últimas temporadas de Doctor Who el espectro de diversidad se fue ampliando. Si bien el anterior Doctor de Peter Capaldi siguió siendo un hombre blanco, su “compañera” como se les dice a los personajes recurrentes lo asisten en sus aventuras, era una mujer negra y homosexual, interpretada por Pearl Mackie. Y en un episodio de 2010, cuando Matt Smith, interpretando al 11vo Doctor regenera, piensa que es una mujer porque se ve con el pelo largo.

Chibnall, quien ya había escrito varios episodios, fue ascendido a showrunner a fines de 2015 aunque el anterior Seven Moffat todavía le faltaba una última temporada a emitirse en 2017.

El nuevo productor empezó un casting para buscar a la mujer que reemplazaría al escocés Peter Capaldi, quien había anunciado su retiro de la serie y a su reemplazante la encontró cerca, en Brodchurch, el drama del que fue productor. Allí Jodie Whittaker interpreta a una madre de un niño asesinado cuya investigación para hallar al culpable es la historia principal de la primera temporada.

Whittaker, de 36 años, es toda sonrisa. Junto a la simpatía de Chibnall presentan Doctor Who frente a la prensa latinoamericana en un hotel alejado del centro de convenciones de San Diego, donde se realiza Comic-Con todos los julios. Pero el ambiente es relajado, como buenos ingleses. No hay seguridad y Whittaker se pasea por el hotel sin que la molesten los huéspedes. Hasta que empiece Doctor Who, la actriz no es muy conocida en Estados Unidos.

 

El último Doctor, Peter Capaldi, era más bien caprichoso y un poco payaso, pero también una figura paternal.  ¿Cuál es el enfoque del nuevo Doctor? ¿El ser una mujer afecta su personalidad?

JW: El Doctor no reacciona específicamente de acuerdo a su sexo. Creo que como nos acostumbramos a ver a un hombre en este rol nunca nos cuestionamos si reacciona como hombre o como Doctor, es solo un hecho. No tiene que ver con nada más que ser honestamente británico. Lo mejor de este personaje son las diferencias a través de las décadas. Es un personaje… ¿peculiar? para todos y todos los tiempos. El Doctor es un Señor del Tiempo, es un extraterrestre; no es hombre ni mujer. Lo interpreto como creo que es lo adecuado: energético, apasionado, con esperanza. Se trata más de qué va a mostrar este nuevo Doctor antes que una cuestión de género. Es muy difícil como Doctor pensar en las decisiones a tomar basándose en los más de 50 años de historia del show como si fuera una decisión basada en el género. Muy difícil.

¿Podríamos suponer que va a ser un poco maternal?

JW:¿No, nunca? ¡Lo siento! Esa es una suposición basada en el género.

La relación del Doctor con TARDIS siempre fue distinta. TARDIS es femenina así que ahora con el nuevo Doctor ¿tendrá otra dinámica? ¿cambiará la relación?

JW: Bueno, TARDIS explotó al final del especial navideño. No sé si veremos al TARDIS. ¿Quién sabe qué pasará?

Esta temporada es especial porque cambia protagonista y cambia el productor. Chris, ¿cómo es tu forma de ver al Doctor?

CC: Creo que se puede esperar que se sienta como Doctor Who. Como un Doctor Who emocionante, intenso, divertido y cálido. Jodie es el Doctor más Doctor que puedas imaginar. Nuestro trabajo es hacer Doctor Who de la manera más pura posible. Soy un fanático desde los tres años y es una de mis primeras experiencias y recuerdos de la vida. Es lo más cercano que tengo a una religión. Creo que van a tener una temporada de Doctor Who que está hecha con pasión.

La serie tiene 55 años de historia y hay fanáticos que la conocen de memoria. Al mismo tiempo tienen que presentarla a una nuevo público ¿Cómo se logra ese equilibrio?

JW: Es para los fanáticos de Doctor Who pero también para todos los demás. No es un examen sobre este universo; podés sumarte ahora sin saber nada. Queremos transmitir la sensación, como fans de abrir la puerta para que se sumen nuevas personas. Es una gran invitación.

CC: Lo interesante de Doctor Who es que es su propio género. Siento que de alguna manera eso excluye a ciertas personas que sienten que no es para ellos y creo que la serie es grandiosa para nosotros porque tiene excelentes guiones y se siente como si perteneciera a varios géneros. Creo que la gente se está perdiendo mucho más si no lo ve.

La serie es muy británica, pero ha logrado traspasar las fronteras. ¿A qué cree que se debe esto?

JW: Doctor Who es una serie que evoca pasiones en la gente. Lo mejor que se puede decir es que cuenta historias universales.

CC: Sí, no es británico. Los temas y el humor se pueden traducir a todo el mundo porque todos pueden identificarse. Para algunos fanáticos esta serie permite identificarse con sus héroes y en este caso que el personaje que aman ahora se parezca un poco más a ellos. Si a la serie lo mira un niño de seis años aprende que los héroes no se ven todos iguales y que estamos en 2018. Estamos en una época donde nuestras conversaciones ya no son solo conversaciones sino acciones concretas.

Jodie, ¿influye el peso de la historia de la serie en tu interpretación?

JW: No hay que dejarse llevar por los preconceptos. Hay que ser honesto, leer el guión y el resto se encamina solo.  La primera audición que hice la hice con vos.

CC: Sí.

JW: Y creo que una de tus notas decía: “¿Por qué?” Y solo había que hacer lo que uno hace. Entonces entendí que tenía que guiarme por el instinto en vez de pensar en los 50 años de historia. Apenas me saqué ese peso de encima pude disfrutar, experimentar y explorar. También confío en el director si me pide que lo haga más grande, pequeño, o que reaccione un poco menos ante alguna situación.

Tener un TARDIS supone poder viajar a innumerables mundos y planetas. Si ustedes pudieran usarla para ir a cualquier lugar ¿A cuál irían?

CC: Yo iría con mis hijos a Hogwarts. Me quedaría un tiempo largo.

JW: El mío es ficcional, pero no de otro mundo. ¿Es posible? TARDIS aparecería al lado de la nave pirata de la película Los Goonies. Todos nos colgaríamos de las sogas y tomaríamos el tesoro antes que se hunda. Ahí estaría. Sí, sería una Goonie.

LA SERIE

La serie Doctor Who tuvo su debut en la BBC británica en 1963. Originariamente con episodios de media hora y en blanco y negro, fue pensada como un programa educativo sobre historia. A medida que pasaron los años, los guiones fueron cambiando hacia un tono más de ciencia ficción consolidando una mitología complejea que sigue hasta el día de hoy. Después de 26 temporadas la serie fue cancelada en 1989.

De los 253 episodios de los primeros seis años hay 97 que se consideran perdidos debido al poco cuidado de almacenamiento que tenía la BBC entonces. En 1996 se emitió un especial y recién en 2005 la serie volvió a regularizarse. Por ese motivo, los años anteriores se las denomina temporadas mientras que las que se emiten desde 2005, series. La nueva serie es la 13ra contando su nuevo inicio del 2005, aunque técnicamente sería la temporada 39.  En total, contando especiales y películas se emitieron 840 episodios.