12.5 C
Buenos Aires
miércoles 23 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Una máscara de bioplástico fabricada con residuos de alimentos

Si bien las emisiones de CO2 disminuyeron durante el encierro, ya se están recuperando a medida que las fábricas se reinician, y los viajes aumentan lentamente por todo el mundo. Además, si bien la cantidad de equipo de protección personal (EPP) que se está desarrollando ha sido esencial para proteger a nuestros trabajadores esenciales, la cantidad de plástico requerida también está comenzando a tener un impacto. El EPP sostenible es clave para proteger tanto el medio ambiente como a nosotros mismos, ya que la pandemia continúa.

Con esto en mente, la diseñadora Alice Potts creó una colección de protectores faciales de bioplástico para la exposición Triennialm de NGV en Australia, combinando los desechos de alimentos con flores. A diferencia de la mayoría de los artículos de EPP que normalmente están hechos de plásticos de un solo uso, los diseños de Pott son biodegradables, y utilizan desechos de alimentos recolectados en todo Londres.

Las máscaras faciales post-COVID bautizadas Dance Biodegradable Personal Protective Equipment (DBPPE), tienen una sección superior impresa en 3D, combinada con un escudo biodegradable y bioplástico. El color y la estructura exacta de cada escudo varían con la comida y las flores con las que están hechos y teñidos.

Potts cree que los protectores faciales biodegradables podrían ser una alternativa ecológica a los protectores faciales de plástico, que están teniendo un impacto en nuestro medio ambiente como “residuos COVID”.

La artista comenzó su proyecto luego de que su hermano, paramédico, informara sobre la falta de equipo de protección personal al comienzo de la pandemia. “Para los consumidores cotidianos, no creo que sea esencial tener un material como el plástico para el uso diario. No estamos expuestos al mismo nivel de COVID que los que están en los hospitales o en la primera línea, por lo que no necesitamos el mismo material”, dijo Potts.

Potts creó 20 protectores faciales, que se exhibirán en la Trienal de NGV en la Galería Nacional de Victoria, en Melbourne, y a partir de diciembre, los diseños y la fórmula bioplástica estarán disponibles para todo el público como diseño de código abierto.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último